COLUMNAS
LÍDERES EMPRESARIALES DE SONORA
Insumos de construcción al alza

El sector de la construcción inicia este 2017 de la misma manera que cerró el 2016, con fuertes incrementos en el costo de los principales insumos de construcción, muy por encima de la inflación presentada a nivel nacional.

Hace casi nueve años no se daba un alza de precios como la que se registró el pasado mes de marzo. De acuerdo al Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), en este periodo los materiales de construcción aumentaron a una tasa anual del 13.39%, la más alta desde 2008. La tasa anual en febrero fue del 13.13%.

Si analizamos específicamente los insumos para construcción residencial el incremento es aún mayor, con un 13.72%. Para este año se estima que estos materiales tendrán incrementos entre el 12 y el 17.5% lo que afecta directamente el precio de las viviendas, colocándolas en niveles que pudieran estar fuera del alcance de buena parte de los trabajadores de nuestro País.

Esta tendencia es por demás preocupante, ya que en México no se han establecido controles de precio efectivos para estos insumos y por ello algunos proveedores aprovechan el momento de volatilidad financiera e inflación generalizada para aplicar incrementos injustificados a los materiales de mayor consumo para la edificación de vivienda y construcción en general.

En cuanto a insumos para obras públicas, los principales aumentos autorizados en el mes de marzo son los siguientes: Plancha de acero 58.66%, alambrón 24.83%, varilla corrugada 21.52%, cemento 18.82%.

Como podemos ver, se trata de los insumos de mayor utilización tanto para la construcción de vivienda como para proyectos de obra pública. Tan sólo el cemento y acero representan aproximadamente el 60% del costo de materiales en la construcción de casas habitación.

El pasado 13 de marzo de 2017 se firmó en la Ciudad de México el Acuerdo Nacional del Fortalecimiento a la Vivienda, una gestión realizada por Canadevi Nacional precisamente con el objetivo de que el Gobierno federal participe activamente en el control de precios de insumos, reservas territoriales y que coadyuve a una verdadera mejora regulatoria que permita agilizar los tiempos de tramitología para la autorización de proyectos de vivienda en el País.

Si bien este acuerdo es un paso en la dirección correcta y da muestra del reconocimiento del Gobierno federal hacia la aportación del sector construcción a la economía y generación de empleos en nuestro País, la verdad también es que este documento no contiene compromisos específicos en cuanto a control de precios, sólo menciona a nivel general que por medio de las instancias correspondientes se vigilará que no se presenten alzas injustificadas, pero no establece niveles máximos ni sanciones claras a proveedores que apliquen aumentos de precio muy por encima de la inflación en el País.

La situación actual de México exige el establecimiento de acuerdos que tengan un impacto real en el fomento al crecimiento y estabilidad económica, es precisamente nuestro Gobierno federal quien tiene la autoridad y capacidad para alcanzar estos compromisos y hacerlos exigibles, es tiempo de acciones concretas hacia el alcance de objetivos específicos, que generen beneficios palpables más allá de los alcances mediáticos que también pudieran representar.

Los comentarios a las notas son responsabilidad de los usuarios. Ayúdenos a que sus contenidos sean adecuados. Participe responsablemente y denuncie los comentarios inapropiados. Los comentarios que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de forma automática. Revise por favor las reglas completas que regulan los comentarios de los usuarios.